Vista de la ciudad (Lisboa, 2011)

Hoteles de Lisboa | ¿Donde alojarse en Lisboa?

Eleccion de alojamiento apropiado en Lisboa: consejos y recomendaciones. Los pros y los contras de hoteles en varias zonas de la ciudad, asi como otra informacion practica que podriais necesitar antes de reservar un hotel

Lisboa es una ciudad bastante grande y, a pesar de tener una infraestructura de transporte desarrollada, la cuestión de la elección de barrio óptimo para alojarse en ella no es un asunto trivial. Una lista completa de los hoteles de Lisboa puede verse aquí. Además, más adelante dedicaremos un poco de tiempo a la cuestión de la elección de alojamiento desde el punto de vista de la topografía de la ciudad.

¿En qué barrio de Lisboa es mejor alojarse?

Hoteles cerca de la plaza del Marqués de Pombal

Quizá el sitio más simpático para vivir durante vuestra estancia en Lisboa es la zona de la redonda Plaza Marqués de Pombal (Praça Marquês de Pombal) con su monumento dedicado a la persona que había encabezado la reconstrucción del país tras el terremoto del año 1755. A pesar de la construcción bastante densa, la zona es muy verde, acogedor y especialmente cómoda para los turistas. Primero, la plaza está muy bien comunicada con todas las partes de la ciudad y el aeropuerto de Lisboa. Segundo, en la misma plaza se encuentran numerosos hoteles, por lo que dispone de una amplia elección de opciones de alojamiento para todo tipo de presupuestos. Tercero, desde la plaza arranca la arteria de shopping más importante de Lisboa, la Avenida de la Libertad (Avenida da Liberdade); además, queda al lado el supermercado El Corte Inglés. Entre las desventajas del barrio de la Plaza de Pombal se puede mencionar el hecho de estar bastante lejos del centro histórico y de las estaciones ferroviarias de la ciudad; pero, teniendo en cuenta la buena comunicación de transporte público, es perfectamente posible no hacerle caso a esta pequeña incomodidad y, si hace buen tiempo (que aquí es casi siempre) pasear hacia el centro a pie (yo, por ejemplo, jamás usé el metro para llegar a la plaza durante toda mi estancia en Lisboa). En cuanto a los hoteles, en esta zona recomiendo prestar atención a America Diamonds Hotel y los de cadena Exe Lisboa Parque Hotel (que antes se llamaba АC Hotel Lisboa by Marriott) y SANA Lisboa Hotel.

Hoteles en la zona de la Avenida de la Libertad

Desde la Plaza de Pombal arranca la maravillosa Avenida de la Libertad (Avenida da Liberdade), que, como se observa desde arriba, desemboca directamente en la bahía de Lisboa. La avenida os recordará, sin duda, a los bulevares franceses mezclado con el colorido local (como los azulejos bajo los pies o el azul del océano en el horizonte). La avenida está compuesta por mansiones, hoteles, restaurantes y tiendas respetables. La avenida es muy verde pero activa, por eso a la hora de elegir un hotel en esta zona merece la pena prestar especial atención a las opiniones de los viajeros en cuanto al ruido detrás de las ventanas. Sin embargo, es muy frecuente que las habitaciones den a patios, por lo que los visitantes pueden dormir tranquilos. Aquí no hay problema con el shopping (la mayoría de las tiendas son boutiques de marca, tiendas más económicas se encuentran más cerca a la bahía), también hay cafés en abundancia, y se puede llegar a pie al centro histórico (el paseo desde la parte céntrica de la avenida puede durar una media hora) o bien en metro (la estación Avenida). En la zona de la avenida de la Libertad recomiendo considerar opciones de alojamiento como Tivoli Lisboa, Tivoli Jardim, Sofitel Lisbon Liberdade o el Eurostars Das Letras ubicado al fondo, más cerca del jardín botánico.

Hoteles cerca de la estación Sete Rios

Antes de trasladarnos al centro histórico, me gustaría decir algunas palabras sobre un par de zonas interesantes en las que uno puede alojarse, especialmente si se quiere ahorrar un poco y además ver los alrededores de Lisboa. La primera de ellas está situada al noroeste de la Plaza de Pombal y se encuentra cerca de la estación ferroviaria Sete Rios.

Hay que saber que en Lisboa hay varias estaciones ferroviarias. Las principales son Oriente, Entrecampos, Cais do Sodre y Rossio. Además de las estaciones centrales, hay también paradas intermedias que a veces resultan más cómodas para subir al tren, ya que en este caso no se necesita perder tiempo ni dinero en llegar a la estación central. Sete Rios es exactamente este tipo de parada que se hace aún más cómoda por tener al lado una estación de bus, desde la que salen cada día los autobuses a la periferia portuguesa como, por ejemplo, Leiria. Por eso, si tenéis planes de moverse por el país en autobús (que en muchos casos resulta más cómodo, más rápido y más barato que hacer el mismo trayecto en tren) y no queréis salir de madrugada, merece la pena considerar precisamente esta zona para el alojamiento.

La zona no es peligrosa ni siquiera de noche, ya que está llena de edificios, oficinas y bancos modernos y además está muy bien iluminada. El paseo hasta El Corte Inglés es de unos 15 minutos, en la propia zona también hay tiendas, pero en cuanto a cafés y otros lugares para comer, habrá que ir al centro. Entre las desventajas posibles del barrio se puede nombrar también los aviones que descienden precisamente sobre esta zona. Pero como el aeropuerto de Lisboa se encuentra en el casco de la ciudad, al descender los aviones pasan por toda la parte céntrica de la ciudad (a la hora de aterrizaje parece que voláis justo por encima de los techos). Además, los hoteles modernos disponen de aislamiento acústico y, si tenéis las ventanas cerradas, no os molestará ningún ruido o vibración y la vista de los aviones os servirá de diversión, incluso. En este barrio puedo recomendar hoteles como SANA Malhoa Hotel, Hotel ibis Lisboa Jose Malhoa y Corinthia Hotel Lisbon.

Hotels near the Praça de Entrecampos

Otro barrio que merece atención se encuentra al norte de la Plaza de Pombal, en la zona de la Plaza de Entrecampos (Praça de Entrecampos). La ventaja principal del barrio es que se encuentra muy cerca de la estación del mismo nombre, desde la que salen muchísimos trenes (por ejemplo, a Sintra, Beja y Évora). La zona dispone también de numerosas paradas de transporte público; por ejemplo, aquí se puede tomar un autobús económico que os llevará al aeropuerto en unos 10–12 minutos. Además, un factor no poco importante para los aficionados a la corrida portuguesa es que cerca se encuentra la arena Campo Pequeño. Aquí hay menos tiendas que en el centro de Lisboa, pero hay más supermercados, puesto que es una zona residencial. La desventaja del barrio es que se encuentra lejos del centro, por eso recomiendo elegir un alojamiento aquí solo en el caso de que se quiera pagar por una ubicación céntrica y si se está dispuesto a gastar tiempo en trayectos hasta el centro en transporte público. En esta zona os recomendaría prestar atención a hoteles como NH Campo Grande de cadena o bien Hotel 3K Europa de diseño.

Hoteles de la ciudad vieja

Como casi cualquier ciudad europea, Lisboa cuenta con centro histórico. En este caso es especialmente pintoresco: castillo en lo alto, casas agradables a su pie y cielo azul brillante por encima de toda esta belleza. La Ciudad vieja está situada a orillas de la bahía Mar da Palha, una ubicación que provocó su casi total destrucción por el terremoto del año 1755. Los barrios más viejos de Lisboa están situados alrededor del castillo y se distinguen en el mapa por la tortuosidad de sus calles y su planificación circular. Los hoteles de aquí son auténticos, y en muchos casos pueden ofrecer vistas maravillosas de la ciudad, el castillo y el azul de la bahía. No puede haber una mejor ubicación del barrio: a vuestros pies está el castillo, todos los lugares de interés están a distancia de paseo, y el problema de la alimentación no existe: hay cafés y restaurantes por todas partes, y fuera por las noches se hacen castañas asadas, por lo que en las calles céntricas se percibe el aroma de algo cocido y sabroso. Entre las posibles desventajas del barrio pueden mencionarse los elevados precios de los hoteles en comparación con otras zonas de la ciudad, y también su relieve: no es nada fácil llegar a pie a los hoteles de lo alto, puesto que es una ruta bastante agotadora, especialmente después de un día de paseo o si hay que transportar maletas pesadas. La ruta tampoco será fácil para los que van en coche: habrá que conducir por una calle muy inclinada y tortuosa. Pero la atmósfera general de este barrio transforma todas estas desventajas en pequeñas incomodidades que solo hace falta tener en cuenta. Aquí en esta zona puedo recomendar hoteles como Olissippo Castelo, Portas do Sol Apartments y Solar Dos Mouros.

Hoteles en la zona de Rua de Prata

La zona de la calle Rua da Prata, que corre desde las orillas de la bahía y la Plaza de Comercio (Praça do Comércio) hasta la estación Rossio, se considera un barrio no menos interesante para alojarse. Esta calle y sus inmediatas vecinas comprenden el centro comercial de Lisboa (en los sitios web de reserva este barrio se refiere con frecuencia como Pombalino o la ciudad baja; la lista de sus hoteles puede verse aquí). En esta zona cada edificio es un hotel, un restaurante o una tienda, y todo esto está muy bien iluminado incluso de noche. Por una parte, es una evidente ventaja de la zona, ya que uno siempre se encuentra en pleno centro de acontecimientos y fiestas, no hay necesidad correr distancias largas para comer o cenar, y las compras, si las hay, tampoco habrá que llevarlas muy lejos. Por otra parte, esa atmósfera animada, la gente, la música que se oye desde las tiendas y los artistas de la calle producen mucho ruido, que puede impediros dormir si las ventanas de vuestra habitación dan a esta misma calle. Por eso, si se decide tener el alojamiento exactamente aquí, merece la pena pedir una habitación que dé al patio o bien asegurarse tener suficientes tapones para los oídos. El barrio también está muy bien ubicado desde el punto de vista de visitar los lugares de interés: son 10 minutos hasta el castillo y la basílica como máximo, y lo mismo durará el paseo hasta las ruinas de la abadía. Además, este barrio se encuentra justamente entre las 2 estaciones de tren que son Rossio y Cais do Sodre, por eso ir a ver los alrededores de Lisboa desde esta zona también es muy cómodo. Aquí recomiendo hoteles como Vincci Baixa, Browns Downtown Hotel, Hotel Santa Justa y los apartamentos Madalena Hermitage y Casas da Baixa – Jules & Madeleine.

Alquiler de apartamentos en Lisboa

No puedo dejar de mencionar la cuestión del alquiler de apartamentos en Lisboa. Los hoteles están bien, pero a veces uno quiere sentirse un verdadero habitante local, levantarse de madrugada e ir al mercado acompañando a las vecinas ancianas, preparar algo para comer con los productos de la zona, y luego descansar en la terraza observando la bahía o el jaleo de la calle o al menos un patio tranquilo. Claro que en los apartamentos no os espera ni servicio 24/7, ni limpieza y cambio de toallas diario, pero en los apartamentos es muy cómodo vivir con la familia o en un grupo grande (en muchos casos los apartamentos disponen de varios dormitorios y sala de estar). Además, en la mayoría de los casos encontraréis a vuestra disposición una cocina totalmente equipada, lo cual os permitirá ahorrar considerablemente en alimentación (por ejemplo, el desayuno en un hotel de 4* cuesta 18 euros por persona, que son 36 para los dos; si preparáis la comida por cuenta propia, los mismos 36 euros serán suficientes para comer durante todo el día, y eso con mariscos, vino y otros “excesos” agradables). Además, en muchos apartamentos se admiten mascotas.

Entre las desventajas del alojamiento en los apartamentos de Lisboa puede mencionarse las condiciones de pago: los dueños de los apartamentos en muchos casos os pedirán el pago por adelantado (por medio de una transferencia bancaria).

A la hora de elegir los apartamentos, merece la pena leer con atención las opiniones de los viajeros antes de hacer la reserva. Si vais en invierno, tened en cuenta si el apartamento tiene calefacción; si el viaje se planea en verano, aseguraos de que el apartamento tiene aire acondicionado. El aire acondicionado es también obligatorio si el apartamento da a una calle animada con tráfico intenso. Si vais a Lisboa en coche, hay que escribir necesariamente al dueño y preguntar dónde se puede dejar el coche. Finalmente, hay que tener en cuenta que cuanto más cerca al centro, es más improbable que el edificio tenga ascensor (en Lisboa es muy probable que hasta los edificios de finales del siglo XIX no lo tengan). De los apartamentos agradables de Lisboa puedo recomendar considerar opciones como Apartamento S Jose y Santos River Apartments Lisbon. Una lista más completa de los apartamentos puede verse aquí.

Autor: Talusha

Consejos para elegir hoteles en destinos populares
Leed consejos para elegir hoteles escritos por los que ya han visitado las siguientes ciudades:
© iHotelFinder.info – consejors y recomendaciones de viajeros y para viajeros para elegir hoteles en destinos turísticos populares, 2018
English | Español | Русский